Pink Mountain Heather Phyllodoce empetriformis

Planeta: Saturno

Arquetipo: “La Muerte”

Temperamento: Sanguineo

Esta esencia fue realizada en el bosque de Adama en Monte Shasta, utilizando a tal fin agua del deshielo de la montaña y las pequeñas florecitas de color café, que rodeaban las rocas, de forma casi insignificante. Sin embargo, su grandeza estaba justamente en ello, en lograr sembrar conciencia partiendo de la humildad.

Una de las aplicaciones a darle a esta esencia es la de responsabilizarnos de nuestros actos, lo que va en línea con el tema central de tomar conciencia. Y con El temperamento sanguíneo es uno de los aspectos a trabajar con esta que, desde Saturno, no permite que avancemos a menos que hayamos concluido lo que tenemos en manos, y este es quizá el mayor defecto de los sanguíneos: “Mucha emoción puesta en sus tareas, pero ante el menor obstáculo, la abandonan y comienzan con otra”. Así, su vida está llena de cosas a medio hacer.Otro aspecto para el cual puede sernos útil la diminuta florcita del Heather, es para tratar las dependencias, sean estas a sustancias o a personas. Se asemeja a uno de los elixires Mayas, cuyo nombre es IX, es decir, El Mago.

Nos puede ser de utilidad esta esencia, es en distintas etapas del duelo, como por ejemplo la no aceptación de lo ocurrido que hace que las personas, tras la pérdida de un ser querido pretendan hacer como si no hubiera ocurrido nada. Es un proceso de negación de la realidad que obviamente podrá luego manifestarse bajo la forma de síntomas corporales, a partir de allí, puede haber un bloqueo de la tristeza, que va en línea con lo antes mencionado y es claro que es patológico.Es una esencia que nos abre a la capacidad de expresar los sentimientos.  Tratándose de una esencia que genera conciencia, ayuda a las personas que vienen a este mundo y asumen el rol de alguien ya fallecido, lo que se denomina “síndrome del yaciente”. En estos casos permite ver que estamos en este mundo representando a alguien que ya no está y por ende permite tomar las riendas de nuestra propia vida y soltar aquellas que no nos pertenecen.

Un aspecto adicional para utilizarla es para favorecer el espíritu grupal, ya sea frente a labores sociales o bien en los grupos de estudio, permitiendo que todos contribuyan del mismo modo y fortaleciendo la solidaridad entre los miembros. En este sentido, la esencia puede ser un gran aliado en el fortalecimiento de las intenciones con el objeto de producir un cambio a nivel de las conciencias.En geometría sagrada, el cubo es la síntesis de todas las geometrías, la base de la creación y por ende capaz de regenerar todo aquello que en algún momento generó. En ese orden de ideas, la ingesta de la pequeña Heather es el equivalente a reactivar la geometría sagrada inserta en cada una de nuestras células, con el propósito de regenerarlas.

La esencia tiene una enorme relación con Sofía, la Diosa de la sabiduría, pero en especial en lo que hace  a esta mujer ya madura que ejerce el rol de líder espiritual. Esta  esencia puede actuar maravillosamente bien como un remedio de rescate en casos de crisis.

Pink Mountain Heather puede ser un excelente aliado para las intoxicaciones por plomo, tan comunes en ciudades muy contaminadas como la ciudad de México, pero también propias de las tuberías de las casas antiguas, que solían ser de plomo, sin contar con que este material está inserto hasta en algunos aceites de bebés. Entre los síntomas que pude generar tenemos cierta tendencia a la melancolía, a la tristeza, pero puede, en dosis mayores generar lesiones a nivel de los testículos, en los espermatozoides.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *